“Ser de Cabezón y llegar al Racing es muy bonito, nunca lo imaginé cuando empecé a jugar”

Jorrín, feliz por su debut con el primer equipo ante el Dux Internacional en su quinto curso como verdiblanco

Mario Jorrín González (Cabezón de la Sal, 1992) debutó con el primer equipo racinguista ante el Dux Internacional en Los Campos de Sport (2-0) y a pesar de que han pasado casi 48 horas de su estreno la sonrisa continúa dibujada en su rostro. “Estoy muy contento, no me lo esperaba. Cuando el entrenador me llamó para salir me pasó de todo por la cabeza, mil emociones… fue algo espectacular. Se para todo, pero a la vez te pasa por la cabeza todo lo que has vivido hasta llegar hasta ahí. Luego sales al campo y disfrutas. Debutar con victoria, además, te hace estar contento por dos”.

El defensa, que realizó la pretemporada 2021/22 a las órdenes de Guillermo Fernández Romo y cumple su quinta campaña en el club verdiblanco, asegura que, cuando de niño comenzó en el Textil Escudo, nunca pensó en llegar tan alto. “Ser de Cabezón y jugar en el Racing, el equipo de tu tierra, es muy bonito. Es algo que nunca imaginé cuando empecé a jugar. Además, noto que la gente del pueblo me sigue y ahora, me felicita”, explicó Jorrín.

El joven futbolista formado en las Instalaciones Nando Yosu recuerda que desde que se incorporó a la entidad racinguista en categoría cadete “todo ha sido muy bonito. He ido adquiriendo muchas experiencias, estoy contento por el progreso que llevo y siento que poco a poco voy creciendo como jugador. El ambiente en el club es muy bueno”. En estos cinco años, Jorrín guarda un especial recuerdo de su etapa en el Juvenil A de División de Honor dirigido por Pepe Aguilar, pues fue el primer entrenador que le ubicó en el lateral derecho: “me siento más cómodo en la banda que de central, que era la posición en la que jugaba antes”.

Aprender y estudiar

El zaguero cántabro considera que sus principales virtudes son “la velocidad y la potencia física”, y tras presenciar el encuentro entre el Alevín B y el Bansander lanzó un claro consejo a los niños que empiezan en el balompié. “Tienen que ir creciendo poco a poco, pero a esas edades hay que aprender y equivocarse sin pensar en el futuro, eso vendrá después. Además, es muy importante estudiar, no dejar de hacerlo nunca porque todo se puede compaginar (Jorrín cursa un módulo superior para ser Técnico Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva) y nunca se sabe lo que puede pasar, lo mismo una lesión te deja sin nada y por eso hay que prepararse”, concluyó.

En la fotografía superior, Mario Jorrín -sentado- posa con el Alevín B racinguista en las Instalaciones Nando Yosu.

Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí